Alfonso López

Nació en Zacatecas en 1953. Su carrera se originó en el Instituto Zacatecano de Bellas Artes; fue a Guanajuato a estudiar arquitectura, pero su inquietud por conocer el mundo le hizo abandonarla. Tras irse a San Francisco, llegó a París, donde trabajó durante varios años en talleres de gráfica. Emigró a Barcelona y trabajó con artistas como Antoni Tàpies, Joan Hernández Pijuan y se integró al taller de Pascual Fort, que se convirtió en su segundo padre. Impartió clases en la escuela Massana de Barcelona y es miembro vitalicio de la Academia de las Artes de Irlanda.